Metodología del CRCT

Metodología del CRCT 2018-07-02T11:22:47+00:00

Metodología

Principio de funcionamiento

Cada casa está equipada con dispositivos de confort térmico destinados a un hábitat específico y se utilizan todos los tipos de energía (eléctrica, solar, geotérmica, aerotérmica, gas, fuel y aglomerado de madera). Se simula actividad humana y centenas de sensores recogen datos a lo largo del día. Cada examen dura entre 3 a 15 días durante los cuales se recogen millones de datos para después proceder a su comparación. A continuación, un comité científico analiza y certifica los resultados del ensayo.

Simuladores de presencia

La actividad humana tiene un impacto directo en el consumo energético y el confort térmico de los edificios. Si las casas no se habitan para garantizar condiciones estrictamente idénticas en cada una de ellas, se simula la presencia humana gracias a un sistema automático.

Para acercarse lo más posible a las condiciones de vida reales, se simulan dos tipos de días:

  • Días de la semana en los que padres e hijos se ausentan del domicilio para dirigirse a su puesto de trabajo o centro escolar.
  • Fines de semana en los que el ritmo de vida cambia. Padres e hijos disfrutan de la noche hasta más tarde, cuando ya entra la madrugada. La ocupación de las casas es más significativa que durante los días laborables de la semana.

Simulación de presencia (actividad y respiración): simuladores de calor y humedad.

Simulación de actividades : Apertura y cierre de contraventanas, iluminación de la habitaciones, consumo de agua, consumo de electrodomésticos (aspirador, horno, cafetera, lavavajillas, televisor, plancha, secador de pelo, etc.), presencia de mobiliario, absorbente de humedad, funcionamiento forzado de la ventilación, etc.